+57 (604) 322 1881 info@masbosques.org

El Nudo del Paramilllo es un ecosistema que conserva selva húmeda tropical, planos inundables, bosques andinos y subandinos, humedales y paramos, así mismo, está acompañado de riachuelos y un cristalino; donde nacen los ríos Sinú, San Jorge, Ituango y decenas de quebradas que tienen como destino el Río Sucio, gracias a esto muchos ambientalistas bautizaron este hábitat natural como una fabrica de aguas, debido a la gran variedad de nacimientos que allí se encuentran (Verdad abierta, 2016); este ecosistema está ubicado en la jurisdicción de los departamentos de Córdoba y Antioquia en los municipios de Tierralta, Puerto Libertador, Montelibano, San José de Uré, Ituango, Dabeiba y Peque.

Este bioma ha sido sometido a una creciente disminución, pues las comunidades aledañas en su mayoría basan su economía en la agricultura y la ganadería, actividades que se extienden a zonas con vocación para la protección y conservación poniendo en peligro los bienes ecosistémicos que de ellas se derivan, trayendo como consecuencia la disminución del recurso hídrico disponible para el abastecimiento de acueductos, pérdida de biodiversidad, de paisaje, generación de conflictos socio-ecosistémicos por suelos inapropiadamente utilizados acorde a su vocación, entre otros.

Es por ello, que se está implementando en el municipio de Tierralta, Córdoba, el Pago por Servicios Ambientales (PSA), el cual busca prevenir, mitigar y controlar el deterioro de los ecosistemas para la preservación, debido que este es un lugar estratégico, pues en el está en Nudo del Paramillo, el cual es un ecosistema fundamental en biodiversidad, generación de agua, temas de regulación hídrica, fauna y flora, con especies únicas en el país.

 

¿Qué se busca con la implementación de PSA en Tierralta?

 

Se busca fortalecer la conservación de áreas y ecosistemas naturales para el desarrollo sostenible, así como complementar los instrumentos de gestión ambiental de la región, donde la estrategia focaliza su atención en la identificación de comunidades, mejorar su calidad de vida y condiciones socioeconómicas, y a partir de esto se propone valorar económicamente la prestación de los servicios ecosistémicos, y reconocer las actividades de preservación y restauración desarrollada por los compensados.

En este convenio se unen esfuerzos técnicos, administrativos y económicos entre el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) y la Corporación para el manejo sostenible de los bosques (MASBOSQUES) para diseñar e implementar un esquema de pago por servicios ambientales (PSA) en el Municipio de Tierralta, Córdoba.

Es importante resaltar que “es la primera vez en toda la historia de Colombia que se implementan los contratos de conservación natural con el instrumento de regularización de las tierras en zona de reserva forestal de ley segunda, la cual es otorgar contratos de derechos de uso, por parte de la agencia nacional de tierras para regularizar la ocupación, tenencia y uso de la tierra de personas que están habitando estas áreas, brindándoles así mayor tranquilidad y seguridad jurídica de estar allí” Tatiana Watson, consejería presidencial para La Paz y la estabilización.

Gracias a esta iniciativa durante nueve meses, 111 familias reciben incentivos y beneficios en pro de mejorar su calidad de vida y la del ecosistema que los rodea, donde cada una de ellas deciden en que invertir el dinero proporcionado, en el caso de Manuel Jiménez, uno de los beneficiados, comenta que invertirá los recursos en abono para las cosechas, ya que todos sus productos son naturales y quiere con esto tener más insumos para tratar la tierra adecuadamente y mejorar así mismo la calidad del producto.

Por otra parte, Jiménez cuenta que para él ser parte de la estrategia PSA significa tener una responsabilidad más de cuidar los bosques además de hacerlo por voluntad, trabajando igual pero ayudando y tratando de conservar y cuidar los bosques, el agua, la tierra. Así mismo, se siente contento porque gracias a este proyecto va a aprender cosas nuevas de como cuidar y mantener todos los recursos que se encuentran en su ecosistema para evitar el deterioro ambiental del cual es consiente.

 

¿Cuál es la función de las partes encargadas del proyecto?

 

El ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible es el encargado de orientar y adelantar las acciones para la estructuración, implementación y seguimiento al Programa Nacional de Pago por Servicios Ambientales (PN PSA), donde se establecen los lineamientos necesarios para la formulación, diseño e implementación de la iniciativa.
Así mismo, el Ministro de Ambiente expresa que “nuestra huella es sembrar y queremos que cada uno de nuestros colombianos se sume a la lucha contra la deforestación. El incentivo que se entrega como PSA es una forma de apoyar a las familias no solo para que protejan los bosques, sino para que puedan mejorar sus ingresos fortaleciendo sus proyectos productivos”.

Por otra parte, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS), son los encargados de delimitar y priorizar los ecosistemas estratégicos en los cuales se desarrolla el Pago por Servicios Ambientales en su jurisdicción.
Del mismo modo, esta autoridad ambiental es la encargada de llevar el control, registro y suministro de la información de acuerdo con la reglamentación expedida por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

 

¿Cuál es nuestro aporte desde Masbosques?

 

Masboques tiene como objetivo encomendado “la articulación interinstitucional tanto público como privado en pro del medio ambiente pero buscando el mejoramiento de la calidad de vida de los campesinos, queriendo que los proyectos ambientales sean proyectos de oportunidad para las comunidades rurales, no solamente prohibiendo, evitando y/o cohibiendo el uso de los territorios, sino que sepan los limites del cultivo, que no busquen expandirlos sino que hagan uso más eficiente de la tierra” Jaime García, Director General Masbosques.

Con esta estrategia se busca conservar los bosques y disminuir el conflicto entre lo ambiental y lo económico, desarrollando proyectos agroforestales, silvopastoriles, agrícolas, diversificar los cultivos, cuidar y proteger el medio ambiente. Queriendo de esta manera que los campesinos se queden en el territorio, teniendo más oportunidades de producción, amigables con el medio ambiente y protección de los bosques.