Norma ISO 14001, una apuesta estratégica por la gestión de riesgos ambientales

¿Has escuchado hablar de la norma ISO 14001? Si aún no la identificas, en este artículo te contamos en qué consiste y por qué las empresas, independiente de su tamaño o naturaleza, la deben incorporar con un enfoque estratégico y táctico. 

Siembra conciencia ambiental

La norma ISO 14001 del Sistema de Gestión Ambiental busca que las empresas demuestren su responsabilidad y compromiso con la protección del ambiente, gestionando los riesgos asociados a su actividad, desde la prevención y la capacidad de gestión.  

La implementación de esta norma trae enormes beneficios para las organizaciones, traducidos en su capacidad de impactar positivamente su entorno y mejorar su reputación y reconocimiento como empresa sostenible, lo que a su vez se traduce en un valor agregado para los compradores de productos y servicios que cada vez más prefieren respaldar este tipo de iniciativas.  

Una encuesta de Cone Communications encontró que el 89% de los consumidores a nivel global esperan que las empresas no solo hagan dinero, sino que también actúen de manera social y ambientalmente responsable. En este sentido, incorporar esta norma y comunicarla asertivamente con los grupos de interés, puede traer grandes resultados.  

Además de estos beneficios, la implementación de la norma ISO 14001 ayuda a la optimización de recursos y a prevenir situaciones de riesgo que puedan desencadenar gastos adicionales, como sanciones.  

BBVA Colombia, B.V.Q.I (Bureau Veritas Quality International), ICONTEC, Cemex, Ecopetrol y Fundación Natura, son algunas empresas colombianas que hoy están certificadas con la norma ISO 14001 y se suman a compañías mundiales de la talla de Toyota, Siemens, Ford y 3M, entre otras más, que han ratificado su apuesta por la sostenibilidad ambiental.  

Para implementar esta norma en una compañía, se requieren una serie de pasos fundamentales, entre ellos el compromiso decidido de la dirección, la identificación de los aspectos ambientales concernientes a la organización, el establecimiento de objetivos y metas ambientales, la medición y evaluación del desempeño ambiental y la mejora continua. Adicional a esto, es fundamental que toda la organización esté alineada con este propósito. Todo esto se hace con el acompañamiento y aval de una entidad certificadora. 

Cada vez, las empresas que demuestran su compromiso decidido y estratégico con el medioambiente se destacan y permanecen vigentes por su capacidad de aportar a la sostenibilidad, en tiempos como los que vivimos que requieren acciones inmediatas. 

Más artículos de nuestro blog

¡Somos biodiversidad! Un llamado que involucra el ser y sentirse humano

¡Somos biodiversidad! Un llamado que involucra el ser y sentirse humano

Si te decimos que pienses en la biodiversidad, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? Seguramente tiene mucho que ver con árboles frondosos y majestuosos, animales cautivadores e imponentes y flores coloridas y de formas infinitas. Pero, ¿qué pensarías si te contamos que la biodiversidad también está dentro de ti?.

Justicia climática y democracia ambiental: un diálogo plural y permanente 

Justicia climática y democracia ambiental: un diálogo plural y permanente 

Los derechos constitucionales al medio ambiente sano, a la distribución equitativa de los recursos y a su conservación deben ir ligados a la protección de los derechos humanos y al reconocimiento de las desventajas que existen en las comunidades más vulnerables, que hoy impiden que su voz, tan necesaria, sea escucha en entornos decisivos.