Con éxito se realiza el proyecto Makaro Ap+Ro de bonos de carbono con pueblos indígenas de las zonales de AATICAM y ASATRIBVA

La ejecución de este proyecto ha generado acciones para el gobierno propio, la autonomía de los pueblos indígenas y el mejoramiento en sus condiciones de vida.

  • 22 pueblos indígenas vinculados mediante las zonales AATICAM y ASATRIBVA
  • 174,203 hectáreas de bosque conservadas
  • Reducción de 300.440,00 Toneladas de CO2
Medio de transporte chiva bus para 17 pueblos indígenas de la asociación ASATRIBVA

Compra de medio de transporte chiva bus para 17 pueblos indígenas de la asociación ASATRIBVA

Los proyectos REDD+

Son una iniciativa creada por Naciones Unidas, que buscan ayudar a la reducción de emisiones de gases contaminantes como el dióxido de carbono, provenientes de la tala y degradación de bosques y que, a su vez, permiten reconocer el papel fundamental de las comunidades en la lucha contra el cambio climático. Según la Resolución 1447 de 2018, estos proyectos, que se desarrollan a nivel nacional y subnacional, comprenden áreas importantes del territorio y pueden abarcar diversos grupos de ecosistemas o extensiones de bosque natural.

Desde Masbosques venimos trabajando hace 20 años por la conservación de los ecosistemas de Colombia, de la mano de entidades públicas y privadas y con más de 20 mil familias campesinas y 200 comunidades indígenas y afrodescendientes de 25 departamentos del país. Ahora con la estrategia de proyectos REDD+, queremos ser facilitadores para que a las comunidades lleguen recursos económicos con los que se puedan realizar proyectos de mejora de vivienda, bonos familiares y educativos, siempre partimos del respeto a la autonomía, gobernanza y los planes de vida de las comunidades”, dice Jaime García, director ejecutivo de la Corporación Masbosques.

De esta manera, desde la Corporación para el Manejo Sostenible de los Bosques – Masbosques-, en el marco de los proyectos REDD+, se han venido implementando siete proyectos, uno de ellos es la iniciativa MAKARO AP+RO en el departamento del Vaupés, municipio de Mitú con las zonales indígenas AATICAM (Asociación de Autoridades Tradicionales Indígenas del Área de Influencia Directa de la Microcentral Hidroeléctrica de Mitú) y ASATRIBVA (Asociación de Autoridades Tradicionales del Bajo Vaupés).

Proyecto de construcción de maloca, comunidad Wacara, asociación AATICAM.

Proyecto de construcción de maloca, comunidad Wacara, asociación AATICAM. No contaban con casa ancestral.

“En la zonal AATICAM trabajamos con ocho comunidades y en ASATRIBVA se vincularon 17, estas personas han sido parte fundamental para la conservación de 174,203 hectáreas de bosque que representan una reducción de 300.440,00 Toneladas de CO2”, menciona Tania Zúñiga Oviedo, Coordinadora Territorial en el departamento Vaupés de la Corporación Masbosques.

Desde cada uno de los pueblos indígenas asociados a las zonales, se eligieron libremente las personas que se encargarían de la administración de los recursos entregados por los bonos de carbono, y gracias a su buena administración, en el caso de AATICAM se invirtió el dinero en bonos familiares y estudiantiles, adecuaciones y construcciones de casas ancestrales, baterías sanitarias, mejoramientos de vivienda y construcción de viviendas nuevas en algunas de las comunidades como Puerto Paloma donde fueron construidas 7 viviendas y 23 mejoradas en la comunidad Trubón. Por otro lado, en ASATRIBVA las principales inversiones se dieron en mejoras para el acceso fluvial, motores, combustible, embarcaciones, construcción de malocas o casa ancestrales, bonos familiares y estudiantiles y mejoramientos de vivienda.

Proyecto de recuperación de áreas y protección ambiental, comunidad Macucú, asociación ASATRIBVA.

Daniel Castillo Botero, autoridad tradicional de la comunidad Puerto Palomo en el departamento del Vaupés: “el proyecto nos ha parecido bien porque hemos cubierto muchas necesidades que hemos tenido, el recurso lo hemos invertido en la construcción de siete viviendas nuevas, les agradecemos por este beneficio que le han dado a la comunidad de Puerto Palomo, nos sentimos muy orgullosos.”

El proyecto MAKARO AP+RO tuvo una inversión económica de $3.702.622.622, recurso que fue administrado directamente por personas avaladas por los pueblos indígenas y de acuerdo con sus estructuras de gobierno propio y autónomo. Permitiendo suplir necesidades básicas y mejorar las condiciones de vida de niños, niñas, jóvenes, mujeres, adultos mayores y población en general; personas que, por cientos de años y generaciones, han conservado y cuidado del bosque desde un conocimiento milenario y ancestral.

Más artículos de nuestro blog

¡Somos biodiversidad! Un llamado que involucra el ser y sentirse humano

¡Somos biodiversidad! Un llamado que involucra el ser y sentirse humano

Si te decimos que pienses en la biodiversidad, ¿qué es lo primero que se te viene a la mente? Seguramente tiene mucho que ver con árboles frondosos y majestuosos, animales cautivadores e imponentes y flores coloridas y de formas infinitas. Pero, ¿qué pensarías si te contamos que la biodiversidad también está dentro de ti?.